Cuando el pie está recién operado se aconseja aconseja el uso de una sandalia de protección de suela rígida, un calzado de tipo ayudas técnicas en Vitoria. En pocos días se puede utilizar un zapato confortable de talón ancho con suela protectora. Se utilizarán siempre los de suela rígida para mantener el estatismo de los huesos cortados durante la operación. El pie irá sanando y, a medida que esto sucede, necesitaremos cambiar de sandalia o escoger una cerrada.

Podemos elegir una sandalia de suela dura y con un poco de alza cuando el pie vaya acomodando su estructura ósea y baje la inflamación. En este caso, hay sandalias que traen un accesorio que permite cerrarlas. Debido a que la enfermedad de los pies que sufren una deformación de hallux valgus es farragosa, estos soportes de ayudas técnicas en Vitoria son indispensables para la movilidad del paciente. Son requeridos ampliamente tanto sandalias como zapatos ortopédicos y hay una amplia gama. Desde la salida del hospital hasta la acomodación del pie al calzado normal, es común pasar por varios modelos. Si el hueso que se usa en cirugía para la acomodación correcta de todos los huesos del pie es el cuarto metatarsiano, la sanación será menos complicada.

Para este tipo de operación utilizaremos el mismo tipo de calzado, pero es muy probable que en seguida nuestro pie se acomode a otros zapatos ortopédicos. Estos nunca deberán aprisionar el pie o ser incómodos, ya que están hechos para esta cirugía. También pueden usarse en caso de romperse el cuarto metatarsiano, lo que implica en movimiento sin muletas. La recuperación será un proceso de dos meses o más siempre con la ayuda técnica de sandalias.

En Ortopedia Indar contemplamos este diverso uso de las sandalias posquirúrgicas como una ayuda efectiva en el tratamiento de hallux valgus y roturas, algo desconocido.